Inductivo CHIP-INMUNE

Los sensores inductivos CHIP-IMMUNE eliminan el riesgo de fallos de conmutación causado por residuos metálicos en los procesos de fresado, perforación o molienda. Los objetos de acero o aluminio se detectan de forma fiable, incluso cuando los sensores están cubiertos con virutas metálicas. Con carcasas de acero inoxidable de una sola pieza extremadamente robustas, una protección IP68 / IP69K y un rango de temperaturas de funcionamiento de -25 a + 85 ° C, son ideales para los entornos de mecanizado más duros. Cuentan también con una interfaz IO-Link para comunicación.

 
css.php